Sobre mí 

Canto y así respiro. La música es tan poderosa y yo aprendo día a día de ella, de cada compositor, de cada poeta y músico. La música está viva siempre en mi mente y le pertenezco cuando canto.

 

Soy una mujer que canta y eso me hace más fuerte, sabia, valiente, y cuando canto entiendo lo que significa orar y puedo conocer lo divino a través de ello.

... y así se que estoy viva y mis sentidos se llenan de la inmensidad, a veces fatalidad y la belleza de ser humano.

Amo cantar, para eso he venido al mundo.

-Graciela

La rosa

La rosa crece, se llena de color
las personas la miran y elogian su color y su perfume;
y sin embargo, la rosa no se perfuma más
o cambia sus colores para cautivar.

La rosa es ella misma solamente, deja al viento tocarla,
da alimento y abrigo a los avispones hambrientos, y no por eso espera que se queden a su lado.

La rosa tiene espinas, y le duele hacer daño a quienes por amarla tanto la han querido llevar consigo. Ella no buscaba hacer daño, ella solo quería seguir viva.

La rosa no requiere ayuda, ella se regocija en su existencia, orgullosa de la naturaleza que la ha formado, que la nutre y  le da vida a su alma.

 

El invierno puede llegar, porque ella está lista para dejar volar sus pétalos, y ella renacerá en sí misma con nuevos colores, un día, con el sol.

-Graciela

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey LinkedIn Icon

© 2015-2020 GRACIELA RIVERA-QUIROZ  Designed by HuG Studio